Antes de nada tómate un tiempo para buscar tus mejores galas para la cocina.

Necesitarás un gorro, un delantal y unos guantes de cocina.

  • En tu gorro debe poner, soy una persona lista. 

  • Tu delantal debe cubrirte bien porque seguramente algo salpique y debes estar dispuesto a mancharte. 

  • Tus guantes te protegerán de no quemarte demasiado. 

R Respira. Justo antes de empezar acuérdate de respirar; haciéndolo evitarás que el miedo entre en tu cuerpo.

  • Busca en tu despensa algunos de los logros más importantes que hayas realizado, vuélcalos en un recipiente. Añade uno o dos huevos (al gusto) y bátelo enérgicamente hasta llevarlo al punto de nieve.
  • Añade a la mezcla tres cucharas colmadas de aceptación, la podrás encontrar en tu despensa en la sección de humildad y honestidad.  Añade también una cucharadita de levadura madre y déjalo reposar durante una hora.
  • Mientras tanto ocúpate de otras cosas, ríe, juega o abraza a alguien.
  • Transcurrido este tiempo introduce la mezcla en el horno durante 45 minutos a 180º y espera el resultado.

Puedes aprovechar este rato para recoger tu cocina y limpiar tus enseres.

  • Cuando suene la señal tu receta estará lista. Ponte los guantes para no quemarte con ella y sácala del horno con cuidado.  Déjala que se enfríe un poco y recuerda,  antes de probarla  quitarte el gorro de “superchef”

¡Ahora, a disfrutar del resultado!

  • Saborea aquello que te guste y toma notas si se te ocurre alguna mejora. 

ADAPTA ESTA RECETA A TU GUSTO, COCINA TUS PROPIAS EXPERIENCIAS

Receta propuesta por Mario Pastor. Aprendiz de cocinero